Header Ads

馃尯馃挒馃尮⛪️馃憦 ¿Podr铆as encarar el sexo como un asunto de bendici贸n, amor, santidad y pureza? 脡se era el plan original de Dios.馃尯馃挒馃尮⛪️馃憦

LA PUREZA DEL SEXO

¡Sea bendito tu manantial y al茅grate con la mujer de tu juventud, cierva amada, graciosa gacela! Que sus caricias te satisfagan en todo tiempo y recr茅ate siempre en su amor. ¿Por qu茅, hijo m铆o, has de andar ciego con la mujer ajena y abrazar el seno de la extra帽a? Proverbios 5:18-20.

¿Qu茅 hora es?", pregunt贸 un turista a un vendedor callejero, en la calle Uruguayana en R铆o de Janeiro. El vendedor mir贸 de un lado para el otro y, con esa alegr铆a tipicamente carioca, respondi贸: "Es hora del sexo; aqu铆 siempre es la hora del sexo".

La expresi贸n casi inconsciente de ese joven vendedor podr铆a ser el s铆mbolo de la cultura que nos rodea. Vivimos en medio de una sociedad sexualizada o erotizada al punto de apelar al sexo hasta para vender bizcochos en los comerciales de la TV.

El vers铆culo de hoy nos muestra que el sexo es una de las cosas m谩s bellas, puras y sagradas que Dios entreg贸 al ser humano en la creaci贸n. El sexo es tan sagrado para Dios que en el Antiguo Testamento, al identificar a su pueblo no lo marca en el coraz贸n ni en la frente ni en las manos, sino en el 贸rgano sexual masculino.

En el Nuevo Testamento, cuando el Se帽or busca una ilustraci贸n para expresar el tipo de relaci贸n pura que quiere tener con su iglesia, usa la ilustraci贸n de la relaci贸n sexual entre marido y mujer.

En la creaci贸n, Dios entreg贸 muchos dones al hombre. Le dio la posesi贸n de la tierra, la alimentaci贸n, el cuerpo y sus diversas funciones, pero en las dos 煤nicas veces en que 茅l usa la palabra bendito es cuando le entrega el s谩bado (G茅nesis 2:3)y cuando le entrega el sexo (G茅nesis 1:28).

¿De d贸nde viene, entonces, la perturbaci贸n que siente la persona, al punto de que tal vez piensa que el tema del sexo no es asunto para un devocional? El enemigo entr贸 y distorsion贸 los planes originales de Dios y dej贸 en el inconsciente humano la idea de que el sexo es "soportable", pero que all谩 en el fondo no es muy limpio, que siempre tiene algo de pecaminoso.

Dios cre贸 el sexo para que fuese una expresi贸n de amor entre marido y mujer, y para que fuese un veh铆culo de uni贸n mental, espiritual y f铆sica.

Cuando el sexo se transforma en un acto solamente f铆sico, pasa a ser un acto instintivo y animal, y deja de ser el sexo puro, limpio y sagrado que Dios cre贸. El sexo, antes de la hora del casamiento, no puede ser un acto espiritual, sino algo solamente instintivo y, por lo tanto, transformable en una fuente permanente de vac铆o, desesperaci贸n y culpa.

¿Podr铆as encarar el sexo como un asunto de bendici贸n, amor, santidad y pureza? 脡se era el plan original de Dios. Es por esa raz贸n que Pablo dice: "Maridos, amad a vuestras mujeres, as铆 como Cristo am贸 a la iglesia, y se entreg贸 a s铆 mismo por ella" (Efesios 5: 25).