Header Ads

No hay silencio que DIOS no entienda, ni tristezas de las que Él no sepa. No hay amor que Él ignore, ni lagrimas que no valore….. porque Él te ama.

En Lo Profundo De La Mar

En lo profundo de la mar
el vil pecado dejaré.
Tan sólo así podré morar
con el divino Rey.

Coro:
En el mar dejaré mis pecados,
dejaré, dejaré;
nunca más se hallarán;
y con Cristo viviré.

Deseo ahora consagrar
mi vida entera al Salvador,
y mi pecado abandonar,
confiando en el Señor.

Mi enorme culpa al sepultar,
a vida nueva naceré;
y para siempre iré a morar
con mi divino Rey.