Header Ads

馃尮馃挄⛪️馃憦馃尰馃尯 Eva cay贸 bajo la tentaci贸n y Ad谩n acept贸 el fruto prohibido de la mano de su esposa. El cay贸 ante la prueba m谩s peque帽a que el Se帽or dispuso para probar su obediencia y un diluvio de aflicciones se derram贸 sobre nuestro mundo..馃尮馃挄⛪️馃憦馃尰馃尯.

EL TRABAJO ERA NECESARIO INCLUSO EN EL ED脡N 

"Mas del 谩rbol de la ciencia del bien y del mal no comeri茅s; porque el d铆a que de 茅l comieres, ciertamente morir谩s" (G茅n. 2:17).

Al crear a Ad谩n y Eva el Se帽or se propuso que fueran seres activos y 煤tiles. La santa pareja fue ubicada en el Para铆so rodeada de todo lo que fuera agradable a la vista y bueno para comer. Plant贸 para nuestros primeros padres un hermoso jard铆n en Ed茅n. La tierra produjo toda clase de 谩rboles majestuosos, para utilidad y adorno. Flores de raro encanto, de todos los tonos y matices, perfumaron el aire. Los alegres p谩jaros cantores, de variado plumaje, entonaron sus c谩nticos de alabanza al Creador.

El para铆so deleit贸 los sentidos de la santa pareja, pero esto no era suficiente, necesitaban tener una actividad en la que pudieran emplear el maravilloso organismo humano. Aquel que los dise帽贸 sab铆a qu茅 ser铆a bueno para ellos; y si la felicidad hubiera estado en no hacer nada, en su condici贸n de santa inocencia, hubieran quedado sin empleo. Pero apenas fueron creados, Dios les se帽al贸 su labor. Hab铆an de encontrar su empleo y felicidad en atender lo que Dios hab铆a creado y sus necesidades ser铆an abundantemente satisfechas con los frutos del jard铆n.

El trabajo mental y muscular es ben茅fico. Cada facultad de la mente y cada m煤sculo del cuerpo tienen una funci贸n diferente, y todos deben ejercitarse a fin de desarrollarse y gozar de un vigor saludable. Cada rueda del mecanismo viviente debe ser utilizada. Todo el organismo debe ejercitarse constantemente para ser eficiente y cumplir el objetivo de su creaci贸n (Manuscrito 58, 1890).

A Cristo se lo llama el segundo Ad谩n. En una condici贸n de pureza y santidad, en estrecha relaci贸n con Dios y siendo objeto del amor divino, Jes煤s comenz贸 donde el primer Ad谩n se inici贸. Sin embargo, el primer Ad谩n goz贸 en cada aspecto de una situaci贸n m谩s favorable que la de Cristo. La maravillosa provisi贸n provista en Ed茅n para la santa pareja fue hecha por un Dios que los amaba. Todo en la naturaleza que los circu铆a era puro y sin mancha. Las frutas, las flores y los hermosos y encumbrados 谩rboles abundaban en el Jard铆n del Ed茅n. A Ad谩n y Eva se les provey贸 en abundancia de todo lo que necesitaban.

Pero Satan谩s insinu贸 dudas en cuanto a la sabidur铆a divina... Eva cay贸 bajo la tentaci贸n y Ad谩n acept贸 el fruto prohibido de la mano de su esposa. El cay贸 ante la prueba m谩s peque帽a que el Se帽or dispuso para probar su obediencia y un diluvio de aflicciones se derram贸 sobre nuestro mundo... Por la desobediencia de un hombre muchos fueron hechos pecadores (Manuscrito 20, 1898).

E. G. White